Seguirme por e-mail

martes, 14 de octubre de 2008

Valentina


Valentina es mi amiga más chiquita y una lectora. A ella está dedicada mi novela Pasaje a la frontera. Valentina sabe que cada libro es un viaje y una aventura, como lo dice Emily Dickinson en este poema:


No hay mejor fragata que un libro
para llevarnos a tierras lejanas.
Ni mejor corcel que una página
de cabriolante poesía.
Esta travesía, el más pobre puede emprenderla
sin la opresión del peaje.
Qué sencillo es el carruaje
que el alma lejos envía.

No hay comentarios: