Seguirme por e-mail

lunes, 25 de agosto de 2014

Blas Tadeo Cáceres, in memoriam


No sólo era su voz radiofónica, cavernosa, salida de un radioteatro de los 50. No sólo era su porte juvenil a pesar de los años, ni la sonrisa que se descolgaba de su boca como una luna de crayón con las puntas para arriba.
No sólo eran sus historias que parecían escapadas de la Mil y una noches, una avalancha de mujeres gráciles y fantasmales, príncipes japoneses con farolitos encendidos en jardines dibujados con sombras y oliendo a frutas salvajes.
No sólo eran sus poemas que hablaban de lo inasible, de eso que se nos escapa cuando creemos tener la servilleta puesta para asistir al festín de la vida. Versos en los cuales siempre había un barco verde alejándose en un mar de jade. Su mar, el que veía desde la ventana de su oficina en el sur.
No sólo eran sus relatos de médico que  además de hendir el bisturí cura con la palabra y escribe en su recetario otros posibles itinerarios para que no duela la vida.
No sólo era ese hombre que escribe que camina solo por la playa para descifrar caracolas y fósiles marinos.. Era el que traducía el rumor de las olas, pasaba a palabras humanas el idioma de los abismos.

Me han dicho que se ha ido esta madrugada. El mar está en silencio. Pero sólo hasta que todos nos acostumbremos a su muerte y volvamos a escuchar los relatos que sigue narrándonos con su voz de marinero.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Era un narrador y un ser humano càlido .Sus manos era nidos y sus palabras pàjaros .
Haberlo conocido apenas un instante fue transformador .

Graciela Perroud dijo...

Jamás lo conocí. Ahora adquiere vida como una nostálgica presencia a través de un relato que evoca una ausencia irrecuperable pero también un sentimiento que sobrevive, como diría Francisco de Quevedo, "más allá de la muerte".

Anónimo dijo...

Pedì a "Velas al viento" que me envieasen un libro del Doctor y con alegrìa me enterè en ese momento que no hay màs en la editorial y q debìan rastrear si habìa alguno en librerìas Me puse contenta .Un narrador quiere ser leìdo y recordado "No me olvidès "sòlo decir ...