Seguirme por e-mail

martes, 17 de febrero de 2009

Sólo recordamos lo que nunca sucedió


Marina de Carlos Ruiz Zafón

Carlos Ruiz Zafón es un escritor de novelas para jóvenes. Conoce todos los trucos para atrapar a cualquier lector, a los desprevenidos y a los entrenados. Pone en su novela Marina (1999) todos los condimentos necesarios para sentarse a leer y no abandonar: dos personajes jóvenes: Óscar y Marina, una mansión casi en ruinas, una ciudad, Barcelona, que aparece descrita más allá de sus sitios turísticos, con callecitas estrechas y penumbrosas, antiguos teatros abandonados, cementerios visitados al anochecer, túneles infectos.
Como en toda historia de aventuras, de la situación de equilibrio inicial se pasa a las complicaciones. Óscar Drai regresa a Barcelona para contar un episodio vivido en su adolescencia mientras estaba en un internado religioso en el periodo que va de 1979 a 1980. En esa época, cuando tenía 15 años conoció a Marina , una chica de su edad que será su compañera a través de las entrañas de la ciudad en pos de revelar el secreto de un personaje misterioso, Mijail Kolvenik, una especie de doctor Frankenstein aún más diabólico, señor de la noche, de la vida y de la muerte.
La novela, pese a abusar de algunos clisés propios del género fantástico y de terror, es capaz no sólo de emocionar, sino también de mantenernos atrapados entre sus páginas hasta llegar a la última, sin pestañar. “Sólo recordamos lo que nunca sucedió”, escribe Óscar cuando ya grande revisa su pasado. Creo que esta novela encierra algunas imágenes memorables de incendios y terrores que son difíciles de borrar.
Otros libros recomendados del mismo autor: La sombra del viento y El tren de medianoche.

No hay comentarios: