Seguirme por e-mail

miércoles, 12 de marzo de 2008

CREDO, POR MURRAY SCHAFER


Lo más conspicuo que hay en el aula es siempre el maestro. Provocativo,dominante, más grande que la vida, el maestro es el rinoceronte. Serdiferente a los demás es una condición natural de la enseñanza, pero jamásun docente deber sentirse avergonzado por eso. El maestro trascendente nosólo es diferente de sus alumnos, sino también es diferente de otrosmaestros. Entonces, cada vez que discutimos de filosofía de la educación,deberíamos utilizar el pronombre personal. Debería tomarse con recelocualquier afirmación o empresa a la que no puedan preceder las palabras"yo creo". Yo creo que cada docente es una idiosincrasia. Creo que cada docente estáprimariamente educándose a sí mismo, y que si esta actividad esinteresante resultará contagiosa para aquellos que lo rodean. Creo quecualquier proyecto educativo que no hace crecer al maestro es falso. Creoque el maestro es fundamentalmente un alumno, y que en el momento que dejade serlo la filosofía de la educación tiene problemas. El pintor Paul Klee acostumbraba a decir que consideraba criminal que susalumnos debieran pagar por las lecciones, cuando él mismo aprendía tantode la experiencia de enseñar. Así es como precisamente debería ser. Cuandola cultura es cambiante, el título de maestro debe permanecer provisional.Algunos docentes deberían tomar prestado mi pronombre personal, o podránsentir que yo tomé prestado el de ellos. Otros, hallándose en desacuerdo,proveerán una antítesis. Aprendiendo uno de los otros llevaremos laprofesión a niveles más elevados. El Rinoceronte en el AulaR. Murray Schafer[1]
[1] Compositor, teórico y pedagogo canadiense, nacido en 1933.

No hay comentarios: